El Ministerio de Transporte firmó con la UTE Alstom – Pose el contrato de la obra de modernización del señalamiento de la línea Roca a La Plata. Las mejoras permitirán un incremento sustancial de la frecuencia: habrá trenes cada 4 minutos y medio entre Constitución y Berazategui y a La Plata y Vía Circuito cada nueve minutos. Compraron 200 coches chinos más para hacer frente al incremento de frecuencia y jubilar a los Toshiba.

El Ministerio de Transporte firmó la semana pasada el contrato para la renovación del señalamiento de la línea Roca (ramal La Plata). Tal como informó enelSubte, la obra había sido adjudicada a la UTE Alstom – Pose en septiembre pasado.

Alstom, que participa de la UTE en un 58%, proveerá “su tecnología de enclavamiento electrónico Smartlock, su solución Iconis de supervisión y control de tráfico de trenes local y centralizado y el sistema ATS (automatic train stop)”. Las tareas a desarrollar por la empresa, cuya sede fue visitada por este medio meses atrás, comprenden “el diseño, la ingeniería, las pruebas en fábrica y campo, la integración técnica, la puesta en servicio y la garantía de sus respectivos sistemas”, entre otras.

La constructora argentina Pose, que participa del 42% restante, estará a cargo de las “obras civiles y eléctricas, así como de la construcción de los centros de control y operaciones”. Otras tareas a desarrollar por la empresa serán “la ingeniería del proyecto de tendido de la red eléctrica y fibra óptica y de la instalación del equipamiento de ATS y la instalación de las barreras peatonales y automáticas de los pasos a nivel”, entre otras.

La modernización del señalamiento permitirá mejorar sustancialmente la frecuencia en la vía Quilmes. Habrá trenes cada 9 minutos a La Plata y a vía Circuito (desde el último diagrama, que entró en vigencia este mes la frecuencia es de 24 minutos por ramal, antes de eso era de 30 minutos). El nuevo señalamiento permitiría una frecuencia de 4:30 minutos en el tramo Constitución – Berazategui.

Para hacer frente a este incremento de frecuencia ya está en marcha la adquisición de 200 coches eléctricos CRRC adicionales, que se sumarán a los 300 que ya funcionan en la línea Roca y sustituirán a los Toshiba. Además, con esta incorporación todos los trenes pasarían a ser de ocho coches.

El plazo de ejecución de la obra es de tres años y, al igual que el resto de las obras de modernización del ramal –electrificación incluida, aunque exceptuando el material rodante-, se lleva adelante con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fuera aprobado en 2013.

You may also like

Leave a comment